28 abr. 2011

Cositas


Aunque a estas alturas tendría que estar ya mostrando avances de algún SAL, la verdad es que con la Semana Santa por medio poco he cosido, así que me limitaré a enseñar unas pocas cositas más de las que he hecho fotos.


Esto, como se puede adivinar, es un guardabloques para poner las labores terminadas sin que se arruguen. Lo he hecho siguiendo (más o menos) varios tutoriales que he encontrado aquí y allá, y bueno, pues está un poco chapucerillo pero cumple su función. Para cerrarlo le puse una cinta que, lo reconozco, no le pega nada; a ver qué día me animo y le coloco algunos botones chulos.


Está hecho con un charm pack de la colección Breakfast at Tiffany's, de Moda. Si como decía en la entrada anterior soy una adicta a las telas, lo mío con los charm pack ya es obsesión. Si por mí fuera me los compraría todos, ¡y encima luego me da pena gastarlos!


Esta labor será familiar para muchas: sí, es el famoso SALexandre, del que me enamoré nada más verlo, y me prometí hacerlo aunque fuese muuuucho después de que hubiera acabado el SAL. Es el primer punto de cruz en 1 x 1 que hago y la primera vez que uso Lugana. Y la verdad... después de eso, la tela Aida... como que ya no.


No me ha quedado muy bien el acabado, tengo la manía de dejar poco margen para las costuras y eso en esta clase de tela pasa factura. Pero bueno, está resultón.


Y este es un costurero que me gusta bastante cómo ha quedado. Además lo uso a diario e incluso me lo he llevado de viaje esta Semana Santa... aunque la verdad es que coser he cosido más bien poco.


Un sitio para cada cosa y todo ordenadito.


A ver si este fin de semana (largo en Valencia, el lunes es fiesta) aprovecho para darles un estirón a los SAL... ah, y por si fuera poco me he apuntado a otro, en el blog de Daisy. ¡No tengo remedio!

18 abr. 2011

Mi adicción

Sí, lo confieso: soy adicta. Afortunadamente a algo que no es malo para la salud, aunque sí por desgracia para el bolsillo: las telas.


Me gustan casi todas, y cada vez que paso por una de las tiendas de patchwork que conozco en Valencia no puedo evitar entrar a ver si tienen algo nuevo o simplemente a elegir algún estampado bonito. Da igual si no me hace falta o no sé en qué la voy a utilizar, yo me llevo medio metro y ya le encontraré la utilidad... y el montón ("stash" que dicen en inglés, no sé si hay alguna traducción precisa en español; ¿alijo quizá?) va creciendo y ya se ha salido de los límites de la caja en donde empecé a guardar las telas cuando retomé la afición... El consuelo es que al menos creo que, visto lo que veo en otros blogs, no soy la única a la que le pasa eso.


En cuanto a las telas que compro, aunque como digo me gustan de casi todas clases, tengo dos "especialidades": me chiflan los estampados de costura (como se ve en las dos fotos anteriores; puede que sea porque me recuerda a mi infancia, mi padre era sastre y los útiles de coser forman parte inseparable de mis primeros años) y los de cocina, en especial dulces y cafés. Pero también las flores, los infantiles... ay, tantos...

12 abr. 2011

Una de hardanger


Parece mentira que un simple tapete de veinte centímetros de lado pueda llevar tantas horas de trabajo... pero bueno, aquí está por fin el bordado que me traía entre manos en los últimos días: un modelo del libro de Hiroko Takeuchi Merveilleuse broderie hardanger, el mismo donde sale el bolso que estamos haciendo en el SAL de Begi. Cosa poco frecuente, este libro es un placer de principio a fin. Me pondría a coser todo lo que sale en él.


Lo mejor de este tipo de bordado es que casi desde el principio se pueden conseguir unos resultados espectaculares, y pese a lo que pueda parecer no es tan difícil, lo que requiere es muchísima atención para no equivocarse con el número de puntos o cortar donde no se debe. Por lo demás es tremendamente adictivo, una vez que te pones, engancha de verdad.

Curiosamente, yo hace unos meses no sabía ni que existía el hardanger. La primera vez que lo vi fue en el libro The cross stitcher's bible, de Jane Greenoff, y me decidí a probarlo en un retal de lino que tenía en casa. El resultado:



Me gustó tanto (aunque casi me dejo los ojos, esta tela tiene una trama bastante pequeña) que pensé en atreverme con algo más "fuerte" y buscando, buscando, llegué al blog de Mamen, que aparte de tener unas manos maravillosas hace unos tutoriales fantásticos y sencillísimos de seguir. De ahí tomé el tutorial para este precioso neceser, bordado en blanco sobre lugana, que ya está guardado en mi cómoda.


Y claro, una vez enganchada, ya no puedo parar... ayer empecé un nuevo bordado... esta vez, por probar, sobre tela de algodón crudo. A ver qué sale...

7 abr. 2011

Más progresos


Continúo con el trabajo en los tres SAL en los que me he apuntado, y hoy toca enseñar el avance en dos de ellos. Esta es la cajita para alfileres del SAL Ecrins Brodés. Curiosamente, por ser tan pequeña (sólo mide cuatro centímetros de lado) me ha costado bastante, creo que tendría que haber usado una tela más finita.


Y aquí ya terminado el segundo paso del SAL Hardanger de Begi. Como el primero, lo he hecho casi del tirón. Ganas tengo de ponerme a cortar, jeje...


Y como me ha gustado tanto lo del hardanger, tengo no una, sino tres labores en marcha con este tipo de bordado, aquí un detalle de otra de ellas que enseñaré cuando esté acabada:


Por cierto que aprovecho para comentar que Begi, la organizadora del SAL Hardanger, ha participado en un proyecto solidario de recaudación de fondos para niños con cáncer mediante el sorteo de una preciosa colcha realizada por varias blogueras. Se pueden ver los detalles aquí, en el blog de Victoria.

1 abr. 2011

Mala suerte


No, no con el tercer bloque del SAL de Anna Orduña que se ve más arriba, con el que estoy encantada; la mala suerte la he tenido con la máquina de coser que me compré en el Corte Inglés poco antes de Navidad... y que ya se ha estropeado y me ha tocado llevar a arreglar. La verdad es que no daba mucho por su calidad, es de la marca que venden en el Corte y un modelo barato -de momento no me puedo permitir una Bernina ni nada similar, y además creo que no iba a sacarle partido...- pero jolines, que no tiene ni cuatro meses... En fin, de momento me tengo que conformar con lo que pueda coser a mano y aprovechar para darle al punto de cruz y al hardanger, e ir terminando esto:


Buen fin de semana a todas!