12 may. 2013

Va de bolsos


Y no de uno, no, de tres. Pero vamos por partes.

Hace un par de años, al poco de retomar mi actividad tejeril y aprender a ganchillear, hice dos cosas sin las cuales ambas actividades no serían lo mismo para mí: me inscribí en Ravelry y me compré un iPad. De la comunidad virtual de punto poco puedo decir si la conocéis. El aparatito de Apple lo adquirí con algo de temor de que fuera un trasto inútil, pero nada más lejos: además de sus otras utilidades, resulta de lo más práctico para almacenar patrones y evitar imprimirlos y guardarlos físicamente. Pero además tiene otra función peligrosísima para un crafter: puedes suscribirte o comprar sueltos cientos de números de revistas como, por ejemplo, Vogue Knitting, Simply Crochet o Mollie Makes. El horror. Porque claro, las ves ahí para descargar con toda facilidad, total, son sólo cuatro o cinco euros... y al poco te encuentras con todas ellas almacenadas y queriendo tejerlo prácticamente todo. Lo dicho, el horror.

Al menos, hasta ahora sólo me ha dado por revistas de ganchillo. De una de ellas, Vogue Knitting Crochet, ha salido este bolso. Madeja y media de algodón, asas recicladas y un forro doble, y ya tenemos bolso de verano.




El segundo bolso también tiene su historia. Antes aún de comprarme la tablet empecé a asistir a las reuniones del grupo Valencia Knits, por la época en que estaban organizando un CAL para hacer la famosa manta de Lucy de Attic24, la Neat Ripple Granny Stripe. Me encantan los diseños de Lucy como a la que más, pero desgraciadamente no tengo su increíble ojo para combinar colores... ni el tiempo que ella parece dedicar a ganchillear sin descanso. Compré diecisiete madejas de Katia Fama de colores vivos, llegué a  hacer unas veinte rayas... y comprendí que la manta acabaría languideciendo durante años. Así que aproveché las madejas para otro diseño de Lucy, el Crochet Bag. Aún me ha sobrado un montón de lana, que he guardado dentro del mismo bolso: como temía que resultara pequeño le di unas cuantas vueltas más y ha quedado INMENSO. Así en mayúsculas.


El tercer bolso en discordia no es de ganchillo... totalmente. Sí lleva un adorno circular en la tapa, como una firma. Es mi aportación al swap que organizó La Fireta, y mi sorprendida ha sido Noe Viruset, artista de la cerámica con la que casualmente coincidí en el taller del que hablaba unas entradas atrás, lo que me permitió  "investigarla" en vivo. Está hecho de lino con un forro de tela japonesa de algodón que compré en Nunoya, en mi último viaje a Barcelona. Su destinataria, además de una artista, es una gran aficionada a los gatos, así que puse gatos en el forro y en el cierre, con un botón de La casina roja.



El modelo está sacado de este tutorial, que recomiendo por ser facilísimo de seguir y totalmente customizable.


En la próxima entrada más chales, a ver qué os creíais :)

5 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Qué chulos!!!!Me encantan los 3 pero sobre todo el 2º, que combinación de colores más guay, yo que soy medio daltónica no consigo ponerlos tan guays, jijijijiji.
    Lo dicho: ARTISTAZAAAAAAAA.
    Besis.
    Pilar.

    ResponderEliminar
  3. Gracias Tere por tu ayuda, lo voy a ver!!!
    Besitosssss

    ResponderEliminar
  4. El bolso de ganchillo de colores me ha requeteencantado!!!!!

    Y ya he visto el post del taller de calcas que me comentaste.

    Y hoy he visto en "directo" en La fireta el trabajo de Viruset studio... ¡me gustó!

    Besotes

    ResponderEliminar