2 mar. 2012

Invasión de colores


A veces mis hijos me dicen que soy una friki de las cosas relacionadas con la costura, y creo que razón no les falta. Algún día hablaré del arsenal de "trastos" que tengo en casa, por ejemplo mi colección de tijeras de bordar y de agujas de punto, pero el juguete definitivo ha sido una ovilladora comprada en Ebay por cuatro cuartos, que, emparejada con la devanadora de arriba, que adquirí en una cestería del centro de Valencia, ha terminado con todas las madejas que había en casa (necesitaran ser ovilladas o no) convirtiéndolas en esta imagen tan apetecible:

 Se entiende que en inglés a estos ovillos los llamen cakes :)